Después de un descanso, ya estoy de regreso escribiendo en el blog y les tengo un regalo.

Dejé abandonado este blog más tiempo del que me hubiera gustado, lo siento. La verdad es que este año ha estado lleno de eventos (me casé) y fechas (me casé) que me han tenido tan ocupada (¿sí les dije que me casé?) que dejé este espacio a un lado. Pero no teman… ¡ya regresé!
Las buenas costumbres dirían que si uno ha estado ausente un tiempo a su regreso debe traer regalos (sí regalos, siempre regalos) pues qué mejor que una receta que he estado preparando mucho últimamente: pan de plátano.

 

Hacer pan es mucho más sencillo de lo que parece, bueno, hacer ESTE tipo de pan porque la panadería es una cosa maravillosa que en ocasiones requiere de horas de trabajo pero como yo soy de esas personas a las que les gusta preparar algo y podérselo comer rápido el pan de plátano es perfecto. No sólo eso, es la mejor opción cuando los plátanos que compraste ya se hicieron feos y no te los puedes comer. ¡No los tires! Guárdalos a que se pongan todavía más feos y haz pan.  La receta que les voy a compartir es una receta base que se puede modificar de formas deliciosas, ahora verán como.

Ingredientes:

 

  • 1/2 de taza de mantequilla
  • 3/4 de taza de azúcar mascabado
  • 2 tazas de plátano machacado
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de polvo para hornear
  • 1/2 cucharadita de sal

 

Preparación:

 

    1. Precalienta el horno a 180ºC o 350 F y engrasa un molde para pan de 9 x 5 pulgadas. El clásico rectangular.
    2. En un tazón acrema la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, sabrás que está lista cuando cambie de color y la mezcla se torne pálida.
    3. Agrega los huevos, el plátano machacado y la vainilla y continúa batiendo hasta mezclar muy bien todos los ingredientes.
    4. Agrega el harina, polvo para hornear y sal, y mezcla con una pala suavemente solo hasta incorporar.
    5. Vierte la mezcla en el molde y hornea por una hora o hasta que al insertar un palillo al centro éste salga limpio.
    6. Una vez listo saca el pan del horno y déjalo enfriar, yo sé que mueres de ganas de probarlo pero hazme caso en esto. Déjalo enfriar un ratito, sácalo del molde y pum… a comer.

 

Como ves, en realidad es de lo más sencillo pero ahora viene la parte divertida.

Pan de plátano con cerveza stout

La cerveza stout se prepara con maltas chocolate que le dan un toque increíble al pan de plátano y si no tomas, no te preocupes, el alcohol se evaporará durante la cocción y podrás disfrutar de los increíbles sabores de una cerveza oscura sin sufrir las consecuencias. Cuando prepares la receta, agrega media taza de cerveza justo después de haber incorporado el huevo, plátano y extracto de vainilla. Agrega media taza de harina más a la mezcla y listo. Hornea exactamente igual.

Pan de plátano marmoleado con Nutella

En esta vida todo lo que lleve Nutella va a ser mejor que el original. Piensa en tu pareja, ahora piensa en tu pareja con un tarro de Nutella en las manos… ¿ves? Bueno, pues este pan dice que también la arma. Prepara la receta exactamente como dice arriba pero antes de pasar al molde divídela en dos tazones. A un tazón agrégale 1/3 de taza de Nutella y mezcla hasta incorporar. Toma tu molde para pan y agrega una cucharada de masa normal y una cucharada de masa con Nutella intercaladas hasta llenarlo. Luego, con un cuchillo haz figuras dentro de la masa hasta obtener el marmoleado. Hornea como dice la receta y listo.

Pan de plátano con nueces y costra de migajas

Las nueces son de mis cosas favoritas en el mundo jamás y en este pan quedan increíbles. Aunque si en realidad no te encantan las nueces (mhhh…) puedes ponerle cualquier cosa que se te antoje: chispas de chocolate, pasas, arándanos, nueces de macadamia, cacahuates, etc. En fin, seguiré con las nueces porque amo las nueces. Prepara la masa como dice la receta, toma una taza de nueces en trozos y tuéstalas por unos minutos cuidando que no se te quemen, cuando estén listas agrégalas a la masa y mezcla. Pasa la mezcla al molde para hornear y prepara la costra de migajas. Toma 1/4 de taza de mantequilla fría y rállala con un rallador de queso en un tazón, agrega 1/4 de taza de harina y 1/4 de taza de azúcar glass y mezcla con un tenedor hasta obtener bolitas de masa que parezcan migajas. Esparce estas migajas sobre la masa en el molde para pan y hornea como indica la receta. Verás que de ahora en adelante no querrás comer nada sin costra de migajas.

Ahora sí, regalo entregado y post publicado. Y la verdad es que si leíste todo esto te mereces un regalo más, usa el código PANDEPLATANO al momento de hacer tu pedido y recibe un 10% de descuento en tu orden. Prometo no dejar pasar tanto tiempo entre uno y otro. Si preparas el pan de plátano súbelo a tus redes sociales y taguéanos o cuéntame cómo te fue en los comentarios.

Sitio creado por Blablabla